“Encuentra el Verdadero Amor” es una serie de cortos, dirigidos y producidos por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) . Son cinco cortometrajes que permiten trabajar diferentes ámbitos relacionados con la violencia de género en la adolescencia. A través de cinco historias diferenciadas protagonizadas por jóvenes se pretende enseñar a detectar las primeras señales de maltrato entre los más jóvenes. También aprenden cómo informar sobre qué hacer si en algún momento se encuentran ante tal tesitura.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad  lanzó en 2017 una Campaña de prevención de la violencia de género en adolescentes utilizando estos materiales.

encuentra el verdadero amor
Studio shot against pink background

Para explotar estos materiales se propone visionar cada capítulo al tiempo que se realizan las actividades de la Guía didáctica.

La adolescencia es una etapa muy importante de nuestro ciclo vital, en la que recorremos un largo camino de cambios que nos van construyendo, por fuera y por dentro, hacia la maduración
personal. Crecemos, construimos nuestra identidad, nuestro proyecto de vida, mantenemos nuestras primeras relaciones de pareja… y es esencial hacerlo en un entorno igualitario y libre de violencia, para que en un futuro, seamos portadores de esos valores.

Las relaciones afectivas en la adolescencia pueden estar salpicadas de comportamientos de control, de abuso, de aislamiento que no son fáciles de detectar, porque al principio son muy sutiles y se pueden confundir con muestras de cariño, de ahí la importancia de trabajar desde la prevención en edades tempranas.


Los estudios realizados sobre la violencia de género en la adolescencia y juventud desarrollados desde la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género reflejan que, para prevenir la violencia de género en la pareja, es necesario favorecer el conocimiento sobre cómo empieza y evoluciona. De este modo se logra alertar sobre el riesgo que implica no detectar esas primeras manifestaciones, evitando que se graven y que aumente el riesgo de sufrir violencia de género en la edad adulta.


Según el estudio “La percepción de la violencia de género en la adolescencia y la juventud”, aunque nuestra juventud, en un 96% entre las mujeres y un 92 % entre los hombres, considera inaceptable la violencia de género, no todas las formas de violencia de género concitan el mismo rechazo ni todos los comportamientos que constituyen maltrato son identificados como tales.

Uno de cada tres jóvenes considera inevitable o aceptable en algunas circunstancias “controlar los horarios de la pareja”, “impedir a la pareja que vea a su familia o amistades”, “no permitir que la pareja trabaje o estudie” o “decirle cosas que puede o no puede hacer”. La violencia de control está exageradamente presente en las mujeres de 16 a 19 años según la Macroencuesta de 2015, disparándose a un 21 % entre estas jóvenes, con una incidencia muy superior a la de la media del 9,6 % en la población general de mujeres que la había sufrido.


Además, se ha detectado que la población joven y adolescente repite roles sexistas, con frases escuchadas hasta en el 75% de los hogares en los que se insiste en que “los celos son muestra
de amor” o en que “los chicos pueden salir con muchas chicas pero las chicas no pueden salir con muchos chicos”. Lamentablemente se mantiene la transmisión intergeneracional de mensajes sexistas.


Junto a ello, el hecho del mal uso de las nuevas tecnologías en una juventud ya nativa digital puede agravar situaciones de violencia de género: más del 28% de las chicas han sufrido control abusivo a través del móvil y hasta el 5% han sido objeto de las llamadas “pruebas de amor” –como intercambiar fotos de carácter sexual-, con el consiguiente riesgo de sufrir sexting (difusión por la red sin consentimiento, con el daño a su intimidad y honor en la comunidad en la que se relacionan que ello supone).


Con toda esta información en la mano, se han iniciado múltiples actuaciones de prevención y concienciación con el objetivo prioritario de ayudar a detectar tempranamente las primeras señales de la violencia de género a través de ejemplos concretos de conductas, así como decirle a la mujer o a su entorno qué se puede hacer para salir del círculo de violencia de género, una espiral que siempre va in crescendo.


Entre estas actuaciones es de destacar la puesta en marcha de una campaña en 2014 y 2015 de sensibilización dirigida específicamente a la población joven y adolescente bajo el lema “Si tu chico te da miedo, cuéntalo. Hay salida a la violencia de género”.


Ahora queremos seguir incidiendo en la prevención mediante la presentación de un nuevo material educativo con el que se quiere enseñar a detectar las primeras señales del maltrato y a distinguir entre una relación sana basada en la igualdad y el respeto, y otra que no lo es.


Gracias a todas las personas, educadores y profesorado, que encuentren en este material el apoyo necesario para transmitir los valores de una relación igualitaria y de una sociedad libre de violencia de género.


Blanca Hernández Oliver,
Delegada del Gobierno para la Violencia de Género.
Julio de 2015


“Encuentra el Verdadero Amor”:

Capítulo 1. Fútbol.

Capítulo 2. Árbol.

Capítulo 3. Telefonillo.

Capítulo 4. Banco.

 Capítulo 5. Contraseña.


Otras entradas relacionadas:

Prevención de la violencia de género en Secundaria: «Rebeldes de género»

5 materiales para la prevención de la violencia de género con adolescentes

Violencia de género y menores: Proyecto Andalucía Detecta:

150 Canciones Para Trabajar La Prevención de La Violencia de Género

Abordar el tema de la violencia de género en adolescentes