Cómo superar una ruptura de pareja es algo que todos y todas quisiéramos saber antes de que nos ocurra. Debería existir una asignatura en secundaria que incluyera esta cuestión en sus contenidos pero no es así. El aprendizaje de la vida tiene lugar eminentemente a través de la experiencia, de vivir.

Así que piensa que no eres la primera persona a la que han dejado ni serás la última y que todo esto es una lección maravillosa de la vida para vivir mejor una vez superes este tiempo de tristeza.

Una ruptura amorosa es quizás una de las experiencias emocionales más dolorosas que viven los seres humanos. A lo largo de los siglos se han escrito miles y miles de libros sobre este tema y posiblemente en este momento miles de personas siguen buscando desesperadas la forma de poder sobreponerse y recomponer su «corazón roto.»

como superar una ruptura

Aunque casi todos/as reaccionamos con diferentes emociones como la rabia, el despecho, la nostalgia, la tristeza e incluso la desesperación, la realidad es que si nos lo proponemos es posible recuperarse y sacar un aprendizaje de la experiencia. ¿Acaso no recordamos aquel amor del pasado que se acabó y nos rompió el corazón? Sin embargo ahora ya no nos afecta, porque la vida sigue y todo dolor pasa.

Hoy hacemos un resumen de algunas ideas simples que pueden ser muy útiles cuando estamos pasando por esa dura experiencia de la separación y el desamor. Cómo superar una ruptura va a depender exclusivamente de ti, de sanar y aceptar y recuperar tu autoestima.

«Gracias Por Dejarme»

Son muchos los libros de autoayuda que tratan el tema pero queremos pararnos en algunos que tiene un enfoque realista y positivo para que esa experiencia lejos de ser traumática en nuestra vida suponga un aprendizaje y una oportunidad de mejora para nosotros/as mismos/as.

¿Tu pareja te dejó? Pues seguro que tienes cosas que agradecerle.

Es cierto que en el momento de la ruptura nos hacemos miles de preguntas y no entendemos cómo alguien que nos amaba tanto como decía y demostraba puede ahora irse. ¿Por qué? ¿Qué hice mal? ¿Me quería realmente o yo estoy confundida/o? El desconcierto es absoluto pero sí, hay respuestas para todas tus preguntas y ellas dependen de cuánto quieres explorar en tu autoconocimiento.

Aunque te cueste creerlo la vida te está protegiendo. Si ahora estás destrozado/a y al borde de la depresión porque no te haces a la idea de vivir sin esa persona, posiblemente has vivido últimamente un grado de dependencia emocional que no era sano. Probablemente incluso realmente no le amabas, pero sí le querías, le necesitabas egoístamente. Necesitas a esa persona que te cuidaba, te mimaba, te decía cosas bonitas («Gracias Por Dejarme: Superar una Ruptura Desde el Amor incondicional» es un libro de Cynthia Perazzo, coach personal).

como superar una ruptura

Cómo superar una ruptura de pareja

No te dejes caer. Llora todo lo necesario al principio para sacar fuera la decepción y el dolor pero no te regodees en el sufrimiento o caerás en una depresión que solo te hará sufrir más y en vano y postergar la recuperación.

Vive en el ahora y encuentra todo lo positivo que tienes y lo que seguro vendrá. Si te vienen recuerdos del pasado míralos y déjalos ir cuanto antes como algo que ya pasó y que no debe enquistar tu presente.

Usa tu energía hacia lo productivo que puedes sacar de la experiencia. Comprende qué pasó y la responsabilidad de ambos en la ruptura. Cuando algo no va bien los dos tuvisteis algo que ver, incluso por haber amado o dependido de más o no haberse entregado lo suficiente.

Olvida las venganzas o rencores. Solo te harán daño a ti porque si tu ex ya te dejó ¿realmente crees que es posible y sano obligar a alguien a estar contigo, ni siquiera por lástima u obligación? Si alguien no quiere estar contigo tendrá sus razones y te ha dejado claro que no eres lo que busca, no te tiene suficientemente en cuenta así que lo mejor que puedes hacer es evitarle y alejarte. Tu también tienes tus razones para seguir adelante y ser feliz.

Valórate. Descubre tu potencial porque esa relación te enseño mucho sobre ti mismo/a y debes aprovecharlo para ser más fuerte y maduro/a en el futuro. Descubre cuánto te amas y cuánto vales porque ese es el camino para que te amen en el futuro de nuevo. No ruegues ni supliques que alguien se quede a tu lado. Sólo estarías dando lástima y nadie ama a quien inspira ese sentimiento.

Rodéate de personas que te aprecian y te hacen sentir bien. Distráete con ellos/as y valora a esas personas que siguen en tu vida.

Retoma proyectos personales que te llenen y afiancen tu autoestima. Tu vida es lo que tu quieres hacer de ella y no puede ni debe depender de la presencia o el cariño de una sola persona. No es justo vivir con esa dependencia. La vida puede ser mucho mejor que hasta ahora una vez retomes el control de tu vida donde sólo tu decides qué quieres y qué te hace bien.

como superar una ruptura

Lo que aprendes de una ruptura amorosa sana

Posiblemente lo clave sobre cómo spuerar una ruptura amorosa es primero ACEPTAR y después APRENDER.

ACEPTAR

Debes encontrar el momento para aceptar lo que ha ocurrido y eso implica:

Aceptar que tus ilusiones y sueños de futuro no tienen que coincidir con los de tu ex.

Aceptar que esa persona prefiere estar solo/a a estar contigo

Acepta que cada persona ve las cosas desde su propia perspectiva y desde su propia experiencia anterior. Acepta al otro/a porque los demás no pueden ser siempre como lo imaginamos, lo pensamos y lo queremos.

Acepta que lo que a ti te parecía «ideal» en el amor puede no serlo para otra persona.

Acepta que todos y todas tenemos derecho a elegir qué queremos hacer con nuestra vida. Tu ex ya eligió, pero también podías haber sido tu quien diera ese paso porque todos/as tenemos ese derecho. Respétalo como te gustaría que te respetaran a ti.

Acepta que existen tantas creencias respecto al amor como personas hay en el mundo.

Acepta que todos cometemos errores en una relación, tú también. No te culpes por ello pues hiciste lo que en ese momento respondía a tus creencias sobre el amor.

Acepta que la vida consiste en pedazos de historias que te cambian y provocan puntos de inflexión pero tu vida sigue.

Acepta que todo ocurre por algo y en el momento justo. Solo tienes que estar preparada/o para afrontarlo y seguir adelante.

Acepta que nada en la vida es permanente, ni siquiera los momentos de felicidad. Todo está cambiando constantemente.

APRENDER

¿Recuerdas cómo era tu vida antes de esa relación? Ya eras una persona que lograba cosas y tu pareja no estaba allí. Así que resetéate y empieza de cero de nuevo pero ahora todo será mejor porque eres más sabio/a, más maduro después del aprendizaje.

¿Qué has aprendido?

Tómate un tiempo para reflexionar y comprender las razones para que no estéis juntos ahora, sus razones y también las tuyas. Piensa qué puedes haber cometido algunos errores y también aciertos en nombre del amor. Saca tus conclusiones y escribe en un papel lo que te hacía bien de esa relación, si creciste con ella y qué aspectos de la ruptura te pueden convertir en una mejor persona.

Piensa en qué has aprendido sobre el amor.

Por ejemplo si has querido cambiar a la otra persona, si sigues creyendo que tienes toda la razón o habéis compartido aciertos y errores; si has sido exigente para que se adaptara a tus expectativas o si al contrario tu te has adaptado / sacrificado demasiado a ella hasta ser demasiado dependiente emocionalmente.

¿Qué ha cambiado en cuanto a tus creencias sobre el amor a partir de esta relación?

A veces nos entregamos tanto que ponemos a la otra persona como prioridad y le idealizamos con toda la buena intención de una persona enamorada y no nos damos cuenta de que eso puede tener un efecto de presión y responsabilidad sobre la otra persona. Basamos nuestro amor en un apego insano, haciendo que toda nuestra felicidad dependa de la reciprocidad del amor y de lo que haga él/ella.

El apego insano en el amor tiende a basarse en el miedo y en el ego. Tu dependencia emocional puede haber sido producto del miedo a estar sola/o, del miedo a a que la relación fracasara, del miedo a que te lastimaran.

Todo lo que nos ocurre sirve para aprender

Nada sucede al azar. Si nos abandonan es para que aprendas más sobre ti misma/o y sobre los demás.

No desaproveches la oportunidad para crecer como persona.

Céntrate en ti y en tu vivencia y no le des vuelta a sus razones para dejarte o lo que pudo ser y no fue. Piensa que es de agradecer que alguien no siga contigo por lástima o sin amor. Está dejando el camino libre a otras personas que pueden amarte mejor.

Agradece haber vivido la experiencia de amar y estar segura/o de que la otra persona en ese momento merecía tu amor porque te abrió su corazón y te dejó entrar por un tiempo.

Aprende a mirar esta relación como un valor añadido en tu vida. Alguien fue digno de tu tiempo y te hizo sentir bien. Todo eso forma parte de tu mochila emocional ahora y eres una persona más rica y más sabia en sentimientos.

¿Has amado o has querido?

Querer es necesitar del otro para sentirte bien y el objetivo es amar y ser feliz solo con ello. Si la persona se va eso no te debe afectar, tu ya has amado de forma incondicional.

La diferencia fundamental entre amar y querer es el sentido de posesión.

Si quieres harás lo posible por tener al otro a tu lado para que satisfaga tus necesidades porque sientes que te pertenece, que sin él/ella no sabrías qué hacer y sientes que tu vida depende de la suya más de lo que puedes controlar.

Si amas, tienes muy claro que la otra persona no te pertenece y no hay nada que puedas hacer parea cambiar su esencia, sus convicciones ni objetivos en su vida. Sabes que es libre en todos los sentidos.

Amar y que te amen no es suficiente para que una relación funcione

Es preciso aprender a amar desde la independencia emocional, sin ceder espacio propio. Primero has de amarte a ti misma/o lo suficiente y no pretender que ese amor que necesitas y que no sientes por ti mismo/a venga solo y exclusivamente de otra persona.

El camino hacia conseguir el amor incondicional es largo y seguro que tu has aprendido una lección que te llevará hacia un amor más placentero en el futuro.

¿Si tuvieras que elegir entre haber amado y no haberlo hecho qué eligirias? Estoy segura de tu respuesta.

¿Qué significa el amor incondicional?

El amor incondicional es realmente fácil de entender pero no es tan fácil llevarlo a cabo en nuestro día a día debido a la concepción del amor y los mitos del amor romántico que hemos heredado y por el apego insano que este último genera.

Amar de forma incondicional es aceptar al 100% a la otra persona tal cual es, con todos sus defectos y virtudes. Pero también es amor como retirada, un concepto de la filósofa Simone Weil que me parece muy acertado.

Comprender las motivaciones de la otra persona sin juzgar que sean buenas o malas, son las suyas.

Dejar ir a quien elija estar lejos, separarse sin manipular ni convencer ni dar lástima o provocar culpa.

Dar sin esperar nada a cambio, por el solo placer de hacer sentir bien al otro/a.

Me retiro para que el otro sea. El amor, así, iría en contra de toda propensión de expansión de poder. Raro, no? Hay una decisión de retirarse, de renunciar a una ganancia propia. Renunciar es un acto de amor supremo. Mucho más cuando en la pareja queda clara la debilidad del que ama profundamente y de verdad hasta el punto de sufrir lo que podría considerarse una patología mental: locura de amor.

Si aprendes y practicas el amor incondicional llegan un momento en que no esperas nada de nadie. Disfrutas el vínculo emocional mientras existe, tal y como es.

La clave es aceptar, comprender, tomar como verdadero lo que realmente existe en el momento presente


¡Recuérdalo: Cómo superar una ruptura está en tu mano:

  • Valorándote
  • Recuperando tu vida
  • Estableciendo nuevas metas
  • Enfocándote en ti
  • Dejando atrás a tu ex, ya es pasado

Bibliografía

Cynthia Perazzo: «Gracias Por Dejarme: Superar una Ruptura Desde el Amor incondicional»

El amor como retirada: Simone Weil

¿Qué es un Yonqui del amor?

El apego emocional en la pareja: cómo superarlo

Primero ámate tú mismo/a: autoestima y amor propio

Los mitos del amor romántico