Ya son muchos los estudios los apuntan a la relación entre los mitos del amor romántico y el fracaso de las relaciones e incluso con la la violencia de género. Investigadores de las facultades de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada (UGR) han advertido del «peligro» que conlleva la aceptación de determinados mitos románticos entre los jóvenes ya que estos pueden dar lugar a casos de violencia de género. La encuesta realizada a 153 jóvenes de dichas edades refleja que cerca del 70 por ciento de ellos cree que «el amor lo puede todo», «sólo existe una media naranja para mí» y «el amor es ciego», lo que muestra que estos mitos románticos están «muy arraigados» entre los jóvenes. Estos mitos tratan de situaciones que «relegan a las mujeres a un plano secundario en el que el hombre tiene el deber de protegerla y someterla». Estas creencias también otorgan a la mujer características como la paciencia, la dulzura, la comprensión y el rol de cuidadora en la familia, a la vez que al hombre se le asigna el deber de proteger y mantener a la familia, la agresividad, la valentía y la valía en el trabajo.

Los tópicos asociados al amor romántico son socialmente e históricamente construidos y los interiorizamos casi de forma inconsciente, por lo que influyen en nuestra creencia y nuestros actos en el ámbito de las relaciones de pareja. La pervivencia de mitos que ligan las relaciones afectivas con el control, los celos, los sacrificios extremos, etc. están muchas veces en el origen de la incapacidad de responder de forma temprana a las señales de una relación que puede convertirse en una relación violenta «Sorprende que conceptos como el de respeto, igualdad, libertad, apoyo y ayuda mutua, no aparezcan en el primer lugar de las prioridades de una relación de pareja.»

mitos del amor romántico

Características del amor romántico:

  1. Inicio súbito
  2. Entrega total a la otra persona y hacer de ella lo único y fundamental de la existencia.
  3. Vivir experiencias muy intensas de felicidad o de sufrimiento.
  4. Depender de la otra persona y adaptarse a ella, postergando lo propio.
  5. Perdonar y justificar todo en nombre del amor.
  6. Estar todo el tiempo con la persona amada (fusión con el otro).
  7. Pensar que es imposible volver a amar con esa intensidad.
  8. Desesperar ante la sola idea de que la persona amada se vaya.
  9. Vigilar constantemente cualquier señal de altibajos en el interés o el amor de la pareja.
  10. Idealizar a la otra persona no aceptando que pueda tener algún defecto.
  11. Sentir que cualquier sacrificio es positivo si se hace por amor.
  12. Hacer todo junto a la otra persona, compartirlo todo, tener los mismos gustos y apetencias.
  13. En definitiva los amantes se vuelven dependientes de la relación, la adversidad intensifica la pasión, se abriga la esperanza de que la relación, ya terminada, vuelva a resurgir y el deseo de tener en exclusividad al amado.

mitos del amor romántico

Mitos del amor romántico

Si quieres repasar algunos de los más extendidos mitos del amor romántico puedes volver a esta entrada (Mitos del amor romántico y El buen amor no duele). Aquí simplemente enumeramos algunos como repaso:

  1. Mito de la media naranja
  2. Mito de los celos
  3. Mito de la fidelidad y la exclusividad
  4. Mito de la equivalencia amor=enamoramiento
  5. Mito de la omnipotencia
  6. Mito del libre albedrío
  7. Mito del matrimonio
  8. Mito de la pasión eterna o de la perdurabilidad
  9. Falacia del cambio por amor
  10. Normalización del conflicto
  11. Los polos opuestos se atraen
  12. Mito de la compatibilidad del amor y el maltrato
  13. El amor verdadero lo perdona/aguanta todo
  14. Razonamiento emocional
  15. Solo hay un amor verdadero en la vida
  16. Creer que cuando se ama de verdad el otro debe ser lo fundamental
  17. Atribución de la capacidad de dar la felicidad al otro/a
  18. Falacia de la entrega total
  19. El amor como un proceso de despersonalización
  20. Si me ama debe renunciarse a la intimidad

Propuestas didácticas para trabajar los mitos románticos y prevenir la violencia de género

Las propuestas didácticas sobre cómo desmontar los mitos del amor romántico se centran primordialmente en la necesidad de que los/as adolescentes reflexionen sobre estos mitos y el peligro que suponen las redes sociales, ya que pueden convertirse en una herramienta de control y presión hacia la pareja.

La metodología ideal sería participativa con la realización de dinámicas, actividades y representación de role playing (casos concretos que a través de juegos se analizan y representan) de los diferentes mitos que la sociedad transmite. 

Trabajar con canciones

Trabajar con adolescentes estos temas a través del análisis de canciones es un método muy efectivo y motivador. Existen multitud de canciones para explorar los mitos del amor romántico y también para desmontarlos con un «mejor» amor. Algunas de ellas las puedes encontrar en entradas como 150 Canciones Para Trabajar La Prevención de La Violencia de Género, El mensaje liberador y feminista de «El mal querer» de Rosalía,

“Contigo” Intérprete: Shakira
(…)Contigo mi vida quiero vivir la vida
Lo que me queda de vida
quiero vivir contigo
Tú sabes mi vida estoy a tus pies (…)


“Dame Gasolina” Intérprete: Daddy Yankee
A ella le gusta la gasolina
Como le encanta la gasolina (..)
Esto va pa’ las gatas de to’s colores
Pa’ las mayores, pa’ las menores
Pa’ las que son mas zorras que los cazadores
Pa’ las mujeres que no apagan sus motores (…)

El mito de los celos como sostenedor de la violencia de género

Cuando analizamos los discursos de chicas y chicos referentes a las características de sus noviazgos, los mitos románticos sobresalen de manera constante incluso cuando no se plantean preguntas al respecto: los celos como señal de amor, amar es sufrir, la creencia en la media naranja, la esperanza del cambio por amor, son algunos ejemplos. Sin embargo, si tuviéramos que definir
con un solo mito
las relaciones de noviazgo tanto de ellas como de ellos, los celos serían, sin duda alguna, el más representativo. Igualmente aparece reflejado en el estudio Andalucía
Detecta
, donde más del 50% de la adolescencia afirmaba que los “celos son una muestra de amor” (Luzón, 2011), configurándose así como el mito romántico definitorio en gran parte de las relaciones de noviazgo adolescentes.

A lo largo de sus discursos, tanto de chicas como de chicos, las palabras “celos”, “celoso” y “celosa” aparecen en multitud de ocasiones de manera transversal, referidas tanto al concepto de amor y pareja que han vivido como a la violencia que han sufrido las chicas, siendo los celos una “justificación” por parte de los chicos para ejercer violencia. En todas las entrevistas los celos son relacionados por las chicas, y también por los chicos cuyo delito guarda relación con la violencia de género, con el inicio de los problemas. Sin embargo, al principio del noviazgo, sentir celos e incluso definirse como una persona celosa no representaba un elemento de riesgo, sino más bien al contrario: se veía como una demostración de amor. El binomio celos-amor está tan arraigado que, incluso tras haber sufrido la experiencia de la violencia y aún sabiendo en teoría que este binomio no es sano y puede desembocar en una relación peligrosa, a algunas chicas les cuesta dejar de creerlo.