Antes de leer:

Preguntas de Pre-lectura:

  • ¿Qué es lo que nos hace reír o llorar?
  • Enumera aspectos de la vida diaria que te hagan reír o llorar.
  • Ahora intenta contar en español algún chiste que conozcas en tu propio idioma. ¿Encuentras alguna dificultad? Provocar un efecto y un sentimiento en nuestro receptor no siempre es fácil pero en el caso de la literatura y la poesía tiene un valor especial.
  • ¿Recuerdas algún texto poético (puede ser en tu lengua) que te haya hecho sentir feliz y esperanzado o triste y melancólico?
  • Debate con tus compañeros/as de grupo y comparte tus respuestas para dar a conocer esos textos.
  • El siguiente poema se llama «Romance sonámbulo.» ¿Qué crees que significa el título?

ROMANCE SONÁMBULO

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña.
Con la sombra en la cintura
ella sueña en su baranda,
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas le están mirando
y ella no puede mirarlas.

*

Verde que te quiero verde.
Grandes estrellas de escarcha,
vienen con el pez de sombra
que abre el camino del alba.
La higuera frota su viento
con la lija de sus ramas,
y el monte, gato garduño,
eriza sus pitas agrias.
¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde…?
Ella sigue en su baranda,
verde carne, pelo verde,
soñando en la mar amarga.

*

Compadre, quiero cambiar
mi caballo por su casa,
mi montura por su espejo,
mi cuchillo por su manta.
Compadre, vengo sangrando,
desde los montes de Cabra.
Si yo pudiera, mocito,
ese trato se cerraba.
Pero yo ya no soy yo,
ni mi casa es ya mi casa.
Compadre, quiero morir
decentemente en mi cama.
De acero, si puede ser,
con las sábanas de holanda.
¿No ves la herida que tengo
desde el pecho a la garganta?
Trescientas rosas morenas
lleva tu pechera blanca.
Tu sangre rezuma y huele
alrededor de tu faja.
Pero yo ya no soy yo,
ni mi casa es ya mi casa.
Dejadme subir al menos
hasta las altas barandas,
dejadme subir, dejadme,
hasta las verdes barandas.
Barandales de la luna
por donde retumba el agua.

*

Ya suben los dos compadres
hacia las altas barandas.
Dejando un rastro de sangre.
Dejando un rastro de lágrimas.
Temblaban en los tejados
farolillos de hojalata.
Mil panderos de cristal,
herían la madrugada.

*

Verde que te quiero verde,
verde viento, verdes ramas.
Los dos compadres subieron.
El largo viento, dejaba
en la boca un raro gusto
de hiel, de menta y de albahaca.
¡Compadre! ¿Dónde está, dime?
¿Dónde está mi niña amarga?
¡Cuántas veces te esperó!
¡Cuántas veces te esperara,
cara fresca, negro pelo,
en esta verde baranda!

*

Sobre el rostro del aljibe
se mecía la gitana.
Verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Un carámbano de luna
la sostiene sobre el agua.
La noche su puso íntima
como una pequeña plaza.
Guardias civiles borrachos,
en la puerta golpeaban.
Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar.
Y el caballo en la montaña.
FEDERICO GARCÍA LORCA


Temas e ideas centrales del poema

Los estudiosos de Lorca coinciden al considerar este poema como uno de los más profundos y complejos. El título de “Romance sonámbulo” expresa apropiadamente el contenido del poema: una situación dolorosa, mortal y agónica protagonizada por un hombre próximo a su muerte. Todo junto es como una pesadilla que lo envuelve y acaba de mala manera. Lorca cuenta una historia, pero desde una óptica lírica. Mezcla elementos narrativos con otros propios de la poesía más subjetiva; el resultado es un poema extraño, lleno de encanto, por sus constantes expansiones de significado, pero sin perder el hilo de relato clásico.

Los temas que aborda el poema se pueden enunciar así:

-La muerte trágica de una pareja de novios perseguidos por el infortunio, visible a través de la fuerza del orden.

-Amor apasionado y frustrado de una joven pareja, destinada al sacrificio o inmolación a causa de las adversidades.

Profundiza en el poema:

Desde el comienzo del poema la estructura narrativa se ve plagada pasajes líricos de mucha densidad semántica y economía verbal. En el primer verso la epanadiplosis y la aliteración, basadas en la repetición de la palabra “verde”, juegan un papel altamente musical y configuran lo que podríamos denominar el estribillo
del poema. Pero este estribillo en particular jugará un papel estructural, al cargarse progresivamente de diferentes significaciones. El sentimiento de querer aparece subordinado al color y el sujeto lírico instaura una intriga desde el comienzo mismo del poema: ¿Qué significa ese “querer verde”? ¿Quién es el sujeto o el objeto de ese “querer” tan particular?

1) ¿Quiénes protagonizan el poema?

2) ¿Qué sentido tiene el título del mismo?

3) Explica el sentido del color verde, la luna y el agua en el poema.

4) ¿Quiénes hablan en estilo directo? ¿Se conocen previamente? ¿Cómo lo sabemos?

5) Explica el sentido del movimiento que posee el poema. ¿Qué efecto produce?

6) Ahora, identifica la serie de imágenes conectadas a la muerte de la chica, comenzando con los «ojos de fría plata» y acabando con «el rostro del aljibe» y «la luna».

¿Qué otros símbolos e imágenes completan la serie y anuncian la muerte de la chica?

¿Por qué crees que se suicidó la chica?

¿Crees que mereció la pena morir por amor?

La pena y el suicidio por amor

Este poema tiene claras reminiscencias con otro personaje femenino literario, Ofelia e incluso con otros personajes de Shakespeare que se suicidan por amor como Romeo y Julieta.

Otro conjunto de imágenes del poema es el de las relacionadas al ámbito del agua; varios autores, como Eduardo Tijeras (1986) y Manuel Alvar (1986), han analizado la presencia de este elemento en relación con lo erótico y la muerte. No es descabellado pensar en esta ambivalencia acuática como elemento erótico y a la vez disociador, pues los enamorados de Lorca y sus muertes a destiempo recuerdan a los enamorados más famosos del
teatro isabelino.

El romance analizado pone de manifiesto una idea universal acerca de lo trágico. En la Andalucía del Romancero gitano pervive la certidumbre de la muerte como realidad inmediata e inminente. Esta idea trágica de la vida se puede identificar con el concepto
lorquiano de la pena negra:

Y ahora lo voy a decir. Un libro anti-pintoresco, anti-folklórico, anti-flamenco. Donde no hay ni una chaquetilla corta ni un traje de torero, ni un sombrero plano, ni una pandereta, donde las figuras sirven a fondos milenarios y donde no hay más que un solo personaje grande y oscuro como un cielo de estío, un solo personaje que es la Pena que se filtra en el tuétano de los huesos y en la savia de los árboles, y que no tiene nada que ver con la melancolía ni con la nostalgia ni con ninguna aflicción o dolencia del ánimo, que es un sentimiento más celeste que terrestre; pena andaluza que es una lucha de la inteligencia amorosa con
el misterio que la rodea y no puede comprender. (García Lorca, 1994, p. 107)


La pena negra recorre todo el libro: se trata de un sentimiento trágico que implica el reconocimiento de una existencia regida por la disputa entre las fuerzas de un Eros fecundador, sensual, libre, y las fuerzas obturadoras, disolventes de un Thánatos inflexible.

Aunque parezca que eso solo ocurre en la literatura los suicidios por amor ocurren a nuestro alrededor cada día.

¿Recuerdas casos de muertes o suicidios por amor en los últimos días o semanas en las noticias?

Aquí tienes una noticia reciente de un crimen machista. Pero relacionemos lo que puede haber ocurrido en esa relación antes del crimen y del posterior suicidio.

Discute con tu compañero/a cuáles pueden ser los aspectos que han llevado a que una relación amorosa acabe en tragedia:

  • Dependencia emocional
  • Apego inseguro y dañino
  • Narcisismo
  • Infidelidad
  • Depresión y ansiedad