Carlos Yela, doctor en Psicología y profesor de la Universidad Complutense de Madrid define el compromiso como «la intención de “apostar” por la relación de pareja y conseguir mantenerla en el tiempo –por encima de distintos tipos de obstáculos y dificultades–. En el devenir de una relación de pareja, es normal que si ésta progresa, en algún momento se plantee la cuestión del compromiso. ¿Qué ocurre cuando se duda en la intención de “apostar” por la continuidad de la relación? ¿Qué significa el miedo al compromiso?

Una cuestión fundamental en la relación de pareja es ponerse en la piel del otro/a. Si la relación es satisfactoria es normal que afloren sentimientos más profundos y surja el amor. Cuando esto ocurre el amor hace que nuestra pareja se haga ilusiones sobre un futuro común y que quiera estar el máximo de tiempo con la persona que ama. Sin embargo, las dudas, inseguridades y miedos por parte de uno de los miembros de la pareja pueden hacer mucho daño al otro/a.

La relaciones afectivas siempre tienen el riesgo de llevar un coste emocional si todo no sale como esperamos. Pero eso es precisamente lo interesante de entrar en la intimidad y emociones del otro. No sabemos que va a ocurrir pero queremos luchar por ser felices.

compromiso

Rechazo al compromiso

El miedo a enamorarse suele aparecer acompañado de otro miedo o incluso puede confundirse con él: rechazo al compromiso. Puede que la persona se sienta muy a gusto con esa otra persona, comsolide una relación de tipo sexual satisfactoria e incluso que empiecen a aflorar afectos y ganas de estar con esa persona más a menudo. Sin embargo, algo pasa cuando se disparan una serie de reacciones que pueden desconcertar a la pareja o simplemente hacer que se lleve una gran desilusión. El rechazo al compromiso es algo que suelen sentir personas que han sufrido a su vez grandes decepciones amorosas.

También es muy común que personas que rechazan el compromiso tienen un concepto del amor y de la relación en pareja que se ha ido transformando radicalmente con el paso de los años.

Sin duda el amor es uno de las cosas más difíciles de definir y ha sido objeto de atención por parte de poetas, escritores, filósofos, cineastas y también de científicos, psicólogos y terapeutas en general. De hecho se ha convertido en un nicho comercial si tenemos en cuenta que existe un aumento exagerado de personas que acuden a consultas psicológicos por cuestiones amorosas.

El amor como «commodity» o producto de mercado

Sólo en Internet existen más de 400 millones de páginas dedicadas sólo al coaching para temas de pareja. Esta es una cifra desorbitante pero aún lo es más el número creciente de personas que usan aplicaciones de citas

El amor no es solo una faceta más humana. Probablemente sea la que más nos identifique como humanos y nos distinga de esa nueva generación de humanoides que probablemente heredarán este planeta en el futuro.

¿Qué hacer si eres una persona con miedo al compromiso?

El miedo es una emoción muy común que aparece con frecuencia en nuestra vida cada vez que nos enfrentamos a algo nuevo o a algo que nos obliga a salir de nuestra zona de confort. Efectivamente este miedo pone en marcha mecanismos que pueden activarse sin un motivo fundamentado o con una magnitud que va más allá del peligro real.

El miedo tiene mucho que ver con nuestra personalidad pero también con la educación que hemos recibido, con nuestras experiencias pasadas y sobre todo, con cómo gestionamos nuestras emociones. Es fundamental poseer autoconfianza para que no surja ese miedo a iniciar o mantener una relación, sabiendo que somos capaces de afrontarlos obstáculos o dificultades que se nos presenten.

miedo al amor atreverse al amor

En las relaciones de pareja este miedo a veces toma formas muy dispares que nos pueden despistar al principio pero tarde o temprano toman la forma de pensamientos y emociones contradictorias, que provocan un importante malestar emocional en quien lo padece y en su pareja. Surge algo que suele suponer la sentencia del amor: la duda. Se suelen vivir períodos que alternan emociones muy opuestas: atracción, decepción, motivación, apatía, culpabilidad, reproche…

«Los principales factores que influyen en el miedo al compromiso son nuestra capacidad de gestión emocional y nuestro estilo de pensamiento

Atrévete a amar, vive sintiendo

Por tanto si quieres vencer el miedo al compromiso ,

1. Sal de tu rincón tranquilo,

2.Ten valor para expresar lo que sientes, lo que te hizo daño en el pasado

3. Supéralo con el amor que hoy te ofrecen.

Cambia tu rutina de pensamiento sobre el amor y ábrete a nuevas formas de amar, para amar bien. No tienes que sentirse atado si no quieres, el compromiso es algo que se negocia siempre entre dos personas que se aman y se respetan. Piénsalo y aprende a hacerlo.