No podemos obviar el detalle de que los referentes feministas de la juventud actual pueden no coincidir con los iconos feministas de décadas anteriores. También a veces no es tan fácil delimitar lo que es machismo de lo que no lo es. Incluso no nos equivocamos al decir que es imposible para muchas mujeres jóvenes que se autodenominan «feministas» impedir algun comportamiento inconsciente y machista por su parte. Todas somos también a veces un poco machistas y no hay que flagelarse por ello, por la simple razón de que hemos sido criadas y educadas en un sistema patriarcal y machista.

Es muy difícil despojarse de todo el machismo que nos ha rodeado de forma sutil y de forma más directa. Quizás es más fácil identificar el machismo «evidente» y no tan fácil delimitar cuándo un comportamiento no es lo suficientemente feminista si esa mujer se define como tal. Por cierto, ¿Quién define si mi comportamiento es feminista o no en un momento determinado? ¿Si me gusta flirtear y coquetear o excitar a mi potencial pareja, ya no soy o no puedo ser feminista?

En esta ocasión vamos a utilizar los mensajes de la que ya es considerada un icono para la juventud por el mensaje y la actitud que transmite en sus canciones. Por ejemplo, su colaboración junto a Juan Magán en «Borracha» trajo consigo una larga cola de comentarios que la condenaban por participar en un tema que consideraban machista y que muchos catalogaron de hacer «apología del abuso sexual». La respuesta con la que publicó su defensa la alzó como todo un icono feminista.

Loal Indigo: Sus canciones y mensajes

Con su álbum Akelarre (2019) bajo el brazo y siempre acompañada de su particular aquelarre de brujas, formado por las bailarinas Mónica PeñaSaydi LubanzadioLaura Ruiz y Claudia Riera, Lola Índigo copa todas las listas de éxitos del panorama musical actual. Sus sencillos y colaboraciones, que se mueven entre estilos como el reggaeton, trap o dembow, han sonado con fuerza en muchos de los festivales más importantes del país. En una entrevista a Castellón Plaza cuenta cómo es de importante que las mujeres y el feminismo estén presentes en la música urbana actual:

Tu álbum ‘Akelarre’ vino repleto de letras con mensajes que empoderan a la mujer y has ido siguiendo esta línea también en tus últimos sencillos, como muchas otras artistas del panorama musical actual. Las mujeres están dándole un vuelco al reggaeton…
-Sí, supongo que hemos sido nosotras y que también los hombres se están concienciando. Yo creo que Bad Bunny ha cambiado muchísimo las cosas, o por ejemplo J Balvin también, que desde los inicios de su carrera siempre ha sido muy respetuoso. Cada vez somos más mujeres en el género y está muy bien que las chicas jóvenes entiendan el mensaje del feminismo y puedan tener referentes femeninos, no sólo masculinos. Recuerdo que cuando era pequeña todo eran hombres; Daddy YankeeNicky Jam… Y yo siempre pongo de ejemplo a María (Mala Rodríguez) porque, aunque ahora somos cada vez más mujeres en la escena musical, cuando ella empezó estaba sola, era ella contra cincuenta hombres, contra cincuenta raperos.
Eran otros tiempos y ella ha asentado todas las bases del feminismo del que ahora las artistas nos beneficiamos, ¿sabes? Nosotras nos hemos encontrado ya con un camino muy allanado.

Lola Indigo no ha dejado de lanzar potentes mensajes a través de sus canciones. «Ya no quiero ná» fue la primera de ellas, pero tan solo fue el preludio de los éxitos que la siguieron. 

Me vienes a buscar
Ahora, sí me vas a encontrar
Mi, me, conmigo, es lo que te digo
Sola, sin nadie más

Esta es la situación
No me des una explicación, no
En la’ baraja’ la reina soy yo

Pero, yo he estado notando
Que estabas imaginando (Na, na, na, na)
Que yo bailaba pa’ ti na’ ma’
No, de ti, yo ya no quiero ná’

Yo ya no quiero na

«Aquí yo me pienso quedar aunque te moleste tener que mirar» es una de las frases con las que Lola Indigo reventó las listas de todo el país junto a Aitana. «Me Quedo«

Me quedo
No me voy, me sé tu juego (Hey, yo)

Aquí yo me pienso quedar
Aunque te moleste tener que mirar
Porque tú ya sabes, no puedes tocar
Ya no quiero nada, yo he venidoo a bailar
Me salté el protocolo
Todo lo hago a mi modo
No pienso, no controlo
Yo te lo dije que de aquí yo no me voy
Me quedo

me quedo

«Mujer Bruja» fue otro de los temazos que se marcó junto a Mala Rodríguez. Ambas sorprendieron con una puesta en escena que eclipsó a todo aquel que se ponía frente a la pantalla y daba al play a un videoclip que superaba por segunda vez la barrera de los 20 millones de streams. «No, no soy romántica. Lo que busco es la práctica» fue la frase que se convirtió en todo un himno entre la generación zeta tras escuchar el potente mensaje que se escondía tras su nuevo lanzamiento.

Yo te aviso
Me gustas sin compromiso
Con trenza’ o con pelo liso
Peligrosa y tú sumiso (Yeah, yeah, yeah)

Miedo es lo que tú tienes
No soy quien te conviene…

No, no soy romántica
Lo que busco es la práctica (Lalalala)
A todos les gusta ir hablando de mí
A veces les oigo decir (Wuh)

Mujer bruja
El riesgo es lo que te asusta
Pero eso es lo que me gusta
Yo no sé portarme bien, nada bien

«¿Cómo te va?» El desamor en la música desde una nueva postura feminista

Esta canción nos sólo trata sobre el tema por excelencia de este tipo de canciones (el AMOR) sino que además muestra el desamor y la ruptura de pareja desde una nueva perspectiva en la que la mujer no se conforma con el dolor y el sufrimiento por la pérdida del amor. Es una mujer que se empodera incluso en las peores circunstancias. Es una mujer que tiene el poder y la valentía para decidir hasta dónde llega o llegó un amor y ese poder de decisión es donde radica toda su fortaleza.

Yo no quise ser la primera
Ni el amor de tu vida siquiera
Fui tu amiga, fui tu consejera (Ah-ah)
Me dejé llevar y no valió la pena, no (Ah)¿Dónde estás? ¿Cómo te va?
Me pregunto si aún sigo sola
Tu recuerdo no se va
No es momento que vuelvas ahora (Ah-ah)
¿Dónde estás? ¿Cómo te va?
Me pregunto si aún sigo sola
Tu recuerdo no se va
No es momento que vuelvas ahora

Mala cara

La línea argumental de esta canción vuelve a tener una letra 100% feminista, donde la cantante defiende a capa y espada que va a salir con sus amigas, que la va a liar y que le va a dar exactamente igual la cara que puedan poner los demás.

Pedí una botella y otra más
Y el dinero se empezó a acabar (acabar)
Tú en la casa cansa’o de esperar
Pero harías lo mismo en mi lugar

Dices que tu amigo me ha visto
Como que yo te he deja’o en visto
Todo cerrado, no queda ni Cristo
No quería afterparty, fue de improvisto

Ay, niño, ¿pero por qué esa?Mala cara, ma-mala cara (Mala cara)

Sororidad y colaboraciones femeninas

Las colaboraciones junto a mujeres la han convertido en todo un ejemplo de competencia sana entre artistas femeninas del mundo de la canción. Al margen de las ya mencionadas junto a Aitana y Mala Rodríguez, Mimi Doblas ha conseguido que sus dos últimos lanzamientos sean catalogados como feministas y reivindicativos.

Primero llegó «Santería» junto a Danna Paola y Denise Rosenthal. Una canción que en menos de una semana superó los 10 millones de streams y con la que la española, la chilena y la mexicana demostraron que juntas pueden crear proyectos increíbles: «Santería es una invitación a que todas las mujeres se sientan reinas en sus espacios y encuentren valor para no pasar por experiencias dañinas. Es una manera de visibilizar el trabajo de compañeras y de generar espacios para que existan referentes femeninos y podamos crear una industria equitativa y más sana.»

Bajo la responsabilidad y el feminismo, Lola Indigo ha evidenciado que la competencia insana y las faltas de respeto no son el camino por el que quiere llevar una música que, en menos de tres años, la han llevado a conseguir el premio MTV en la categoría de «Mejor artista española». ¿Estamos ante el nuevo icono feminista de nuestro tiempo?

https://castellonplaza.com/LolandigoLaMalasentlasbasesdelfeminismodelqueahoralasartistasnosbeneficiamos2